«¿Quién eres?» por Alan Valle Monagas

Se tú mismo,
Una amalgamación
de experiencias pasadas.
Una maquina orgánica
Operando sobre
influencias sociales.
Memorias te definen,
Pero tú eres quien decides,
Lo que escoges
Recordar.

Alan Valle Monagas

«Un fragmento» por Alan Valle Monagas

Fotografía por ukieri

Ahora escribiré
Las siguientes palabras
En un estupor embriagado.

Escuche su nombre hoy,
¡Ay! Como un trueno
Se vino rápido.

No la espere,
Me cogió desprevenido,
Y sacudió mi núcleo.

Ella estaba presente,
Pero su presencia
Fue para ocultar

Por él, el niño hipnotizado,
Su próxima víctima.
Ella fragmentará su mundo,
Como ha fracturado el mío.

Alan Valle Monagas

2019

Welcome to Icaros, where we host poetry, stories, essays and other content written by people from Puerto Rico. For content in English, please click the button below.

Bienvenidos a Icaros, en donde tenemos poesía, cuentos, ensayos y otros tipos de contenido artístico creado por puertorriqueños. Para contenido en español pulsea sobre el siguiente botón.

“Luna Nueva” por Alan Valle Monagas

Soledad, piensas en almas
Sin ver una eternidad,
Extrañas la luna nueva
Bríndale oídos al mal,
Dirección a su conciencia,
La vela que alumbrara.

¿Dónde estarás justicia?
Compartiendo tus caricias.
En vez de contestando las
Llamadas, no recibidas
Hacia atrás. La verdad
Es una broma de Yahvé.
Solo los dioses conocen
Si en una coincidencia,
Me amastes para atrás.

Alan Valle Monagas

“Tempestad” por Alan Valle Monagas

Versos que vienen entre
Estar despierto y el sueño.
Un enamorado con la cría
De sus abuelos.
Uno de ellos,
Amaba y abandonaba
Sus amores.
Elena estuvo entre ellas.
Tuvo más de once hijos
Por Nueva York y Puerto Rico.
Después se desapareció,
Nunca lo he conocido.

Mi otro abuelo le rompió el corazón
A su esposa, mi progenitora,
A su hijo, mi padre,
Al ver a su padre
Ser le infiel a la madre
El día de su cumpleaños,
Con la condenada Americana
Rubia, con ojos azules.

Su nieto ingrato,
Sigue en sus pasos.
Relacionándose,
Con una Americana,
Peli roja de ojos azules.

Llegue temprano a la barra,
La alarma me levanta a las una.
Al subir los escalones
Fui recibido;
Por su solemne sonrisa.
Y ella se fue temprano,
Bajo los escalones
Antes de oírme declamar,
Mis poemas de rabia y amor.
Siempre hay otra persona
En sus vidas,
Y aun nos enamoramos.

Anoche llego el día,
En el cual los solitarios,
Deciden reunirse con sus ex
Parejas. La vida es tan corta,
Nos invertimos en una sola persona,
Sin saber el sentimiento
Ni el conocimiento que perdemos.
Cada cual más complejo,
Que el mismo mundo
Que le dio el fuego.

Nuestra belleza anciana del cielo,
Es inversamente proporcional,
A nuestra maldad, como especie humana.

Como raza, te amaría tan fielmente,
Siendo directamente proporcional,
A como me rehúsa el colonialismo militar,
Derrocaría a todas las instituciones,
En golpes de estados y revoluciones,
Todo por complacerte a ti.
Veras, esto se mide en acciones.

En la playa están los pulmones,
Apoderados de ese aire de sal cargado,
Vivimos por la gracia del sol.

En el restaurant nos convertimos,
En compañeros, en una cena Christica,
En la luna llena, vemos vuestro reflejo.

Entonces se desprecia,
Solo miran al alto, fuerte, al blanco,
Desprecian y te niegan
Por la tez de tu piel, negro malvado.

Pero el espíritu libre de Ariel,
Contemplativo, imaginativo
Se encarna en este ser, además
Hay una cosa que este cuerpo de negro
Me ha dado para llenar a tu ser,
Pero gracias a la iglesia católica
Y la derogación de lo indígena,
Se ha desmitificado
El ahogado más bello del mundo.

Y hasta que llegue la hora,
Donde amare a una sola mujer,
No puedo creer en,
Un concepto tan triste como lo es,
El ‘amor’ de dos, cuatro o dieciséis,
¿Sera una consagración venerable?
El amor de dos cientos y cincuenta seis –
Minutos, con existencia del equilibro…
Entre lo ilusorio y el respeto,
Eso te lo profeso y esto te lo juro.

Por esta razón respondí,
“No amo a ninguna,”
En el día de San Valentín
“Las amo a todas.”
Mi profesora respondió,
“Pues este no conoce el amor muy bien.”

Alan Valle Monagas

“Cristal” por Alan Valle Monagas

Las tragedias del mundo moderno:
No poder hablarle a mujeres bellas,
En relaciones de parejas complejas,
El no invitar por ser inmaduro.
El no saber como reaccionar,
Desearla a ella, sin saber como actuar,
Tener un solo día a la semana
Pa’ vacilar, los demás a trabajar.
Fumar y ponernos a dialogar,
¿Cuál es mi problema?
¿Cómo puedo mejorar?
¿Cómo definirías esa palabra?
No tomar las cosas personal.
Aprender a ser consciente y a apreciar.

Pero mira, a mí en este cielo
Me han bajado ángeles,
Pero siempre son los demonios,
Los que me buscan y soban.
Si sabe que me gusta,
¿Por qué ella no hace lo mismo?

¿Cómo acercarme a mi idea de Dios?
Cuando pienso que no me la merezco.
Quiero sus manos en mi cara, que me mire a los ojos,
Y que me diga, “Alan, tu eres bello.”

Pues así yo pienso.
Estoy tan avergonzado de ser yo.
Querer sexo, necesitando amor,
Siempre tan pendejo, negro ciego,
Cuando no puedes ver,
Lo que está al frente de tu cara.

¿Cuántas oportunidades se perdieron?
No se pueden contar,
Solo imagina al amor en una copa de cristal
Que se te cayo, ella se rompió,
Los cantos no se fragmentaron.
¿Como beberemos de lo que necesitamos?

Alan Valle Monagas

El efecto apokálypsis

26 de octubre del 2017 (4:51PM)

Quiero compartir con ustedes un concepto que veo como la idea central de mi tesis de Maestría. Desde los tiempos de los griegos existen cuentos sobre “self-fulfilling prophecies.” En la manera que yo lo veo, nuestra sociedad esta encaminándose hacia su propia destrucción, porque hay un porcentaje bien significativo de la población que piensa que estamos en el fin de los tiempos. Por lo tanto, a ellos no le importa tales cosas como la preservación de la naturaleza, o la paz, porque para ellos el mundo se va a acabar como quiera.

Psicólogos han estudiado y han verificado como el desempeño de una persona puede aumentar o disminuir dependiendo en la perspectiva que otros tienen sobre esa persona. Es como el niño que le dicen que es malo, y por lo tanto se comporta mal.

Nuestros pensamientos (y pues todas esas acciones inconscientes que se afectan por tus pensamientos, tu tono de voz, tu actitud, tus gestos) pueden afectar a la “realidad” (de una persona o un colectivo) para que cumplan con tus expectativas.

En la literatura esotérica le dicen a uno que “como es abajo, es arriba.” Un lema que ayuda a uno ver como todo se conecta y como nuestra realidad tiene patrones que se repiten a diferentes escalas. Puedes ver como las flores, huracanes y caracoles todos se forman alrededor de espirales. O como los relámpagos se parecen a los ríos vistos desde arriba.

En la manera que yo lo veo esto implica que la psicología no es solamente para analizar a individuos, sino para analizar sociedades y culturas enteras. Es decir, que cada cultura es como un país (por eso William Blake crea a Albion, como una personificación de Inglaterra) con sus propios mecanismos de defensa y enfermedades mentales.

Por lo tanto, si nosotros como seres humanos nos afectamos por “self-fulfilling prophecies” pues hay una profecía por ahí sobre el futuro de nuestra civilización, el apocalipsis. Si hay personas que creen en este futuro como algo inevitable, y que ellos son el pueblo elegido, siempre existirá el conflicto, y de hecho, probablemente moldearan a la realidad hasta que cumpla con su profecía. Por eso no soy muy fanático de ninguna ideología.